Únete a la tendencia de mascarillas más hot del momento y, de paso, consigue una piel limpia, sin poros obstruidos y con una apariencia glowy.

Hace poco conocimos la nueva Pep Start Double Bubble Purifying Mask de Clinique, la cuál además de actuar en sólo dos minutos, dejará tu cara totalmente renovada. Su fórmula empieza a transformarse de un gel rosa a una capa de pequeñas burbujas blancas que retira cualquier impureza, es perfecta para esa gran historia en Instagram mientras te arreglas para la fiesta. Esta sensación burbujeante y vigorizante, junto con los ingredientes exfoliantes, trabajan para eliminar la grasa y suciedad de la superficie, revelando una piel más lisa, más suave y lista para el maquillaje.

¿Cómo funciona?
Esta mascarilla libre de aceite (aún así no reseca tu piel), trabaja para limpiar profundamente, mientras sus activos exfoliantes suavizan y purifican. Contiene Decil glucósido + Cocoil isetionato de sodio + Cocamidopropil betaína, agentes espumantes que ayudan a limpiar la superficie de suciedad e impurezas, causantes de poros obstruidos y un rostro apagado y opaco. También tiene glicerina, un agente humectante que ayuda a prevenir resequedad y descamación en la piel. El N-Acetil D-Glucosamina, un amino azúcar que aumenta la humedad, disminuye la descamación y ayuda a normalizar la exfoliación en la capa externa de la piel.

¿Cómo se usa?
Aplica una capa uniforme sobre la cara limpia, evitando el área de los ojos. Deja durante 2 minutos, verás la mascarilla transformarse en una capa de pequeñísimas burbujas de limpieza. Para quitarla, masajea con agua tibia al mismo tiempo que la enjuaga. Da ligeros golpecitos para secar. Usa de dos a tres veces por semana.

Disponible en exclusiva en Sephora a partir de Agosto, por un precio de venta al público de $640.