Getty Images

¿Las rubias se divierten más? Primero Selena Gomez y ahora Lily Collins, decidieron poner a prueba esta famosa teoría al cambiar sus melenas castañas por un tono rubio claro.

La mañana del jueves 30 de noviembre, la actriz compartió en su cuenta de Instagram una selfie en la que muestra su nuevo look con el texto: “No estoy segura si es el rubio o la ciudad, pero realmente me estoy divirtiendo más”.

Not sure if it's the blonde or this city, but I really am having more fun…

A post shared by Lily Collins (@lilyjcollins) on

Esta es la primera vez que Lily experimenta con un tono tan claro en su pelo, aunque no es el primer cambio de look arriesgado al que se somete, probablemente recordarás que en 2014 llevaba un corte de pelo pixie.