La densidad del pelo influye mucho para conseguir el mejor look, así que la próxima vez que vayas al salón de belleza, opta por uno que te favorezca y facilite el trabajo a la hora de peinarte.

Si tienes el pelo delgado…

Taylor Swift
Getty Images

¡No lo cortes en capas! Aunque parece lo contrario, quitarás volumen, así que te verás con menos pelo. Cuando apliques un producto, ten en mente que sólo necesitas la mitad de lo que la gente normalmente usa, para evitar que se engrase y parezca que no te bañaste.

Si tienes el pelo medio…

Vanessa Hudgens
Getty Images

Te va cualquier estilo, ya sea corto o largo, en capas o degrafilado. Pide que tu estilista te asesore. El mejor tip es cuidarlo, ya que teñirlo, alaciarlo o usar herramientas de calor sin protección lo debilitará, además de que con el paso del tiempo, el grosor del cuero cabelludo va disminuyendo.

Si tienes el pelo grueso…

Blake Lively
Getty Images

La clave es degrafilarlo para bajar la cantidad, así tus rizos se verán mejor, aunque durarán un poco menos. Este tipo de pelo puede ser un dolor de cabeza… ¡literal!, ya que por el peso, hacerte una colita o cualquier peinado provoca que te canses y quieras soltarlo rápido.