Annie Spratt

De aceite, agua, cepillo grueso o cepillo delgado; no importa como sea, no podemos vivir sin una máscara de pestañas. Para poder sacar el mejor provecho de cada mascara de pestañas (o rimel), es muy importante poner atención a la formulación del producto y al tipo de cepillo, que es el que logrará diferentes efectos en tus pestañas.

Lee: El rimel favorito de Meghan Markle cuesta menos de $200 pesos

Existen 3 tipos de cepillos más comunes

Cepillos gruesos en forma de cono

Dan definición a las pestañas y logran que se vean más espesas, es decir, con volumen.

Lancôme, $535 MXN.

 

Cepillos largos y delgados

Hacen que las pestañas se vean más largas, no dan tanto volumen.

MAC Cosmetics, $249 MXN

Cepillos tipo peine

Separan y alargan. Ideal si queremos maquillar la raíz de la pestañas o llegar a pestañas muy cortas.

Benefit Cosmetics, $475 MXN

 

Formulación

Busca máscaras que cumplan con diferenres caracteristicas: Que su color sea intenso, que sea duradera y que cuide tus pestañas. Las máscaras que contienen algun tipo de aceite natural son una excelente opción, como una de nuestras consentidas la de hueso de Mamey de la marca IM, que alarga, define, da mayor grosor y acondiciona tus peStañas.

Dentro de la gran variedad de aceites e ingredientes que podemos encontrar en su línea de máscaras de pestañas se encuentran: Aceite de camelia, nopal, aloe vera, ricino, almedras, girasol, baba de caracol, aceite de coco, manteca de karite, aguacate, amaranto, y ahora su nueva máscara de pestañas con aceite de argan que revitaliza las fibras capilares de las pestañas.

Con todas estas opciones, no tienes pretexto para encontrar la máscara de pestañas que sea ideal para ti.

Recuerda no dejarlas abiertas para que no se sequen y cambiarlas cada 3 a 6 meses.

Por Fernanda Rosas / IDIP
Facebook: IDIPMaquillajeimagen
Instagram: @idipmaquillaje_imagen