Foto: Annie Spratt

¿Sabías que tu maquillaje puede influir directamente en la opinión que tengan sobre ti tus colegas? Las decisiones que tomas respecto a tu rutina de belleza incluso pueden hacerte ver menos competente. No, no estamos exagerando.

Lee: 2 formas de limpiar tus brochas de makeup sin morir en el intento

En un estudio reciente se comprobó que las mujeres que no usan maquillaje, son menos productivas que las que sí lo utilizan. El sitio Popsugar publicó un artículo en el que asesorados por Jerry Johnson, makeup artist de La Mer, comparten algunos tips para que tu maquillaje se vea profesional y muy pulido.

1. No te maquilles en la oficina.

Evita lo más que puedas aplicarte el maquillaje en tu lugar de trabajo. Generalmente las luces son fluorescentes y es muy probable que termines usando más del que en realidad necesitas. Recuerda que lo mejor es hacerlo con luz natural, cerca de una ventana, en tu casa.

2. Olvida los colores metálicos para llevar a tu trabajo.

Añadir un poco de luminosidad a tu rostro para que se vea mucho más saludable, está bien. Excederte con los metálicos y el glitter es un NO rotundo. Lo que quieres es verte como una profesional, no como una chica fiestera.

Lee: Te decimos cómo lograr unos labios mate ¡y humectados!

3. Ojo con los labios.

Si tienes una reunión importante o vas a dar una conferencia, no puedes pasar desapercibida. Pintar tus labios de un tono vibrante ayudará a que los receptores recuerden con mayor facilidad lo que dijiste.

Haz como Gigi Hadid y apuesta por un look natural y dale protagonismo a tus labios con un lipstick rojo / Getty Images

4. Usar demasiada base.

Aquí entran nuevamente en acción las luces, además de que tu cara se verá “empanizada”, proyectarás un aspecto cero natural. Utiliza corrector para cubrir las ojeras e imperfecciones y mídete con la base, trata de emparejar el tono sin excederte.

5. No te retoques en tu escritorio.

Por muy tonto que parezca, a tu jefe no le hará la menor gracia que cada media hora te estés aplicando lipstick o polvo. Si lo haces, mejor que sea en el baño. Es importante evitar aplicar capa sobre capa para no verte sobrecargada.