Getty Images

Seguramente has escuchado más de una vez sobre la famosa tendencia del “baking”. Sí, esa que el clan de las Kardashians puso de moda (obvio aparte del contouring). Después de haberlo puesto en práctica queremos compartirte de qué se trata y cómo funciona para que puedas lograr un makeup perfecto. 

1. El paso a paso

Bueno, lo primero que debes saber es que es una técnica que evita que el maquillaje se absorba antes de tiempo y pueda durar intacto durante horas.

Lee: 3 formas de contouring que seguramente no habías escuchado antes

Entonces la idea principal es hacer que tu maquillaje se hornee, literalmente. El primer paso es hacer contouring o aplicar corrector y dejarlo reposar unos minutos antes de difuminarlo por completo. De esta forma la piel absorberá el producto y ayudará a tener un mejor resultado, así que mientras esperas puedes maquillarte los ojos o las cejas.

Después de que hayas aplicado la base es momento de sellar. Para esto necesitas polvo traslúcido. Mucho. Sí, aquí no se vale escatimar así que utiliza la cantidad que sea necesaria. Aplica en la zona T y abajo de los ojos (en las ojeras). No te preocupes si al principio pareces panda, no te vas a quedar así. En este paso también vas a dejar reposar unos cuantos minutos y luego vas a barrer todo el polvo con una brocha hasta que no quede ningún rastro.

Lee: ¿Ya sabes qué corrector usar, cómo aplicarlo y cuándo?

2. Datos

  • Si tu piel es grasa esta forma es un must ya que te ayudará a eliminar el brillo por completo. Si es seca no olvides humectar muy bien antes de comenzar a maquillarte.
  • No te recomendamos que lo hagas todos los días. En realidad es una técnica que debes utilizar para eventos especiales o planes en la noche ya que te asegura que tu makeup no se irá sin importar cuántas horas estés bailando.