3 pasos hacia una piel más sana

¿Sabías que tener una piel sana es sinónimo de que esté bonita? No hablamos sólo de eliminar arrugas o disminuir la apariencia de los poros, además se trata de cuidarla para ver resultados a largo plazo. Lleva a cabo estos pasos y descúbrelo.

DE ADENTRO HACIA AFUERA

La importancia de una alimentación balanceada y una hidratación correcta es fundamental cuando hablamos de piel sana (aka. bonita). Para cuidarla, recomendamos incluir alimentos ricos en betacarotenos (como el durazno), llenos de agua (como el pepino, lechuga, etc), cítricos que fomenten la ingesta de la Vitamina C, etc. No olvides que las superfoods, semillas y polvos como la espirulina son vitales, puedes agregarlos en un smoothie por la mañana y verás los resultados.

UNA RUTINA CORRECTA

Prueba opciones hechas a medida, ve con un dermatólogo para que te recomiende los productos que le van a TU piel y no te vayas con las opciones que ves en redes sociales. Es muy importante que primero definas cuál es tu tipo de cutis, así utilizarás productos que le sirvan. A nosotras nos gusta Summit Health, una empresa especializada en el cuidado de la piel de manera natural. Son un grupo de especialistas que buscan darte las herramientas para que puedas transformar tu piel y tu vida por medio de tratamientos personalizados. Plus: ¡Usa protector solar diario!

BÁJALE AL ESTRÉS

Suena muy trillado pero la manera en la que te sientes se ve reflejada en tu piel. Si estás muy tensa, tu dermis estará opaca, pueden aparecer brotes y si no duermes lo suficiente, pasa lo mismo. Si estás haciendo home office en este momento, date tiempo para descansar, comer, estirarte y levantarte a caminar cada ciertas horas.

Go Viral