Algunas personas prefieren bañarse en la mañana, pues no imaginan empezar el día sin ese “cubetazo” de agua que los ayude a despertar y dar inicio a una nueva jornada. Otros no pueden irse a la cama pensando en que sudaron, corrieron, subieron y bajaron y por eso sí o sí, se aseguran de dormirse completamente limpios.

Lee: Si quieres un pelo de impacto, sigue estos pasos después de bañarte

Pero ¿en realidad sabemos cuáles son los beneficios de bañarte en una hora específica del día?

En las mañanas

Tu parte favorita del día es bañarte en las mañanas. ¿El motivo? Es clave en tu rutina ya que en cuanto el agua toca tu piel le manda la señal a tu cerebro de que otro día ha comenzado.

De hecho un baño puede activar tus sentidos, claro, siempre y cuando no sea demasiado largo y  el agua esté muy caliente —ya que lo único que conseguirías es un efecto de relajación. Si de plano sólo puedes bañarte con agua a altas temperaturas entonces cuando hayas terminado pon el agua súper fría para tener ese cambio radical en tu cuerpo para despertar tu sistema y activar la circulación de la sangre.

Lee: ¿No te dio tiempo de bañarte? Que tu pelo no te delate

En las noches

Bañarte por las noches puede ser de gran ayuda para quedarte dormida más rápido y mucho mejor. La clave está en bañarte una hora y media o dos antes de irte a la cama ya que propiciará que la temperatura en tu cuerpo se eleve y por lo tanto promueva el sueño. Entonces, si te vas a bañar a esta hora asegúrate de cumplir con el tiempo, ya que si te bañas y te vas a la cama después de tres horas tu cuerpo y cerebro estarán mucho más alertas y quizás sea más difíciles que logres conciliar el sueño.

Lee: ¿Es mejor bañarte con un jabón en barra o con showergel?

Así que en efecto, no podemos decir que es mejor bañarte en el día o en la noche pues ambos tienen sus beneficios. ¿Conclusión? Todo depende de lo que tú prefieras.