La fórmula

infinita

para una piel

radiante.

Todo cuenta a la hora de cuidar tu piel, incluso la temperatura del agua con que te bañas a diario.

Incluso la manera con que secas tu piel puede beneficiarte o hacerte daño.

 

• Siempre usa toallas suaves y seca tu rostro con palmaditas.

 

• Evita friccionar tu piel al momento de secarla, ya que esto puede irritar y dañar tu cara.

Cuidado a la hora del baño

Terso es mejor

• El agua fría ayuda a tonificar, activa la circulación y aumenta el metabolismo, mientras que el agua caliente deshidrata y elimina la grasa natural que protege la piel.

La piel es el órgano

más grande del cuerpo,

¿la estás cuidando lo suficiente?

Tu rostro necesita ayuda especializada para conservarse joven por más tiempo.

Hacer ejercicio traerá grandes cambios en ti y en tu piel, logrando una buena oxigenación de las células.

• Con 30 minutos diarios notarás

el cambio.

• Una vida sedentaria traerá grandes problemas de salud, y tu rostro será el primero en percibirlo.

Los zumos naturales aportan vitaminas, minerales y antioxidantes que regeneran la piel, protegiéndola de daños externo.

• El alcohol provoca deshidratación y resequedad, acelerando el proceso de envejecimiento.

• Tratamientos como ANEW Infinite Effects de Avon son grandes aliados. Su doble fórmula única en el mundo en la cual una complementa a la otra, combate los signos  de la edad, líneas de expresión, arrugas, tono desigual y manchas obscuras.

• La etapa inicial consiste en un tratamiento a base de Phyto+ Complex para restaurar y preparar la piel. En la segunda etapa se emplea una crema con Súper Retinol Complex, Ambos pueden usarse de día –empleando protector solar- o de noche.

• Cada tratamiento se aplica semanalmente, alternando cada siete días. Esto ha demostrado resultados intensificados mes tras mes, incluso hasta después de un año completo.

El poder de la eternidad

Activa tu piel

Eres lo que bebes

Dormir por lo menos 7 horas al día es indispensable para lucir un cutis fresco por la mañana.

• Pasar malas noches o tener malos hábitos de sueño, provocará que tu piel luzca apagada y con signos de cansancio.

El sueño lo es todo